lunes, 3 de agosto de 2015

Reseña ▬ Los ojos del perro siberiano

Titulo Original: Los ojos del perro siberiano
AutorAntonio Santa Ana
Editorial: Norma S.A
País: Argentina
Ciudad: Buenos Aires
Fecha de publicación: Marzo de 1998
Páginas: 136



La trama de la historia se basa en un joven que vive en pero por supuesto San Isidro y que está a punto de viajar a Estados Unidos. Antes de terminar de preparar sus valijas, narra como debió enfrentar el tenso clima familiar que vivió desde que tiene 5 años, cuando Ezequiel, su hermano mayor, se va de casa con 18 años tras una violenta discusión. Sus padres nunca quisieron hablar de ese tema, hasta que se enteran que su hermano padece de VIH (SIDA). En lo que serán sus últimos meses de vida, mientras su familia niega la enfermedad de Ezequiel y las relaciones se tensan, entre ambos hermanos encarnan una profunda relación, mientras Ezequiel alivia sus frustraciones y depresión por su enfermedad en el cuidado de Sacha, su perro de raza siberiano.


Personalmente: Lo leí creyendo que era tan solo otro libro 'escolar' pero me equivoque muchísimo. Este libro refleja el amor entre hermanos, como hay diferentes clases de personas que ignoran a un HIJO tan solo por tener una enfermedad como es el VIH. Jamás había leído un libro relacionado con esta enfermedad, hoy en día la discriminación que hay en todo el mundo respecto a las personas que padecen cuya enfermedad es impresionante, cosa que tiene que acabarse.

Los ojos del perro siberiano es un libro que me gustó mucho, a pesar de que pasaron años en que lo leí por primera vez, sigue siendo un libro excelente escrito además por un gran escritor como lo es Antonio Santa Ana. Se los recomiendo, todas las personas de este mundo deben leer este libro, es emocionante y refleja una enseñanza enorme y clara.
"Nos quedamos un rato en silencio, envueltos en el perfume de las hierbas. Hasta que le pregunté.                                                                                          — ¿Por qué nunca hablamos de Ezequiel?                                                     Apoyó las cosas en el piso con mucha calma. Estiró su mano como para acariciarme. Me miró. Bajó la mano. Luego la vista y dijo en un susurro:  
    Hay cosas de las que es mejor no hablar." 

     

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La trama de este libro es atrayente (en mi caso). ¡Buena reseña! Has conseguido que el título de este libro quede apuntado en mi agenda como "Posibles candidatos" ¡Un saludo! Por cierto, bonita cabecera.

    ResponderEliminar